Los niños criados con afecto tienen mejor memoria

Criar es una tarea complicada, es una responsabilidad altísima, y criar con respeto es doblemente difícil, porque uno cría y educa generalmente como lo han hecho con uno mismo, las palabras se transmiten si, pero lo que uno a vivido pasa a formar parte de uno sin darnos cuenta. Y eso sale sin querer. Aún así, no debe de servir de excusa para no cambiar las cosas y justificarnos en el “conmigo lo hicieron y no estoy tan mal”. Si hemos sido criados con afecto y respeto nos resultará más fácil hacerlo y si no, debemos empeñarnos en ello, los niños necesitan para su formación como personas recibir amor, cariño y afecto.

Según este estudio el beneficio de este tipo de crianza llega también al cerebro. Dinámica

Un estudio reveló que la zona del cerebro encargada de la memoria se desarrolla casi un 10% más en los niños que son criados con cariño.

Facemamá